Cuando el nivel humano es igual de importante que el profesional

Se llama Susana Pastor, y es Asesora Dental en Clínica Dental Herrera. Su función es conseguir – y siempre lo hace- tener una Atención Personalizada con cada paciente. Cada persona acude por distintas cuestiones, y las preocupaciones son bien distintas (al igual que las necesidades). Que los resultados clínicos sean excelentes están en la misma balanza que la satisfacción del paciente.

Susana, eres la primera persona que tiene contacto con el paciente ¿Qué es lo primero qué haces cuando llega a la Clínica?

Lo primero es saber por qué acude; hacemos una serie de preguntas para conocer las necesidades del paciente, y para ello realizamos una serie de pruebas diagnósticas para el Doctor. Seguidamente resolvemos el problema para lograr lo que él espera de nosotros.

¿Cómo consigues esa atención personalizada que tanto caracteriza a Clínica Dental Herrera?

Es fundamental conocer en profundidad el motivo de la visita. Hay que ponerse en el lugar de la persona que tienes enfrente. Nosotros nos adaptamos a las necesidades del paciente, y para ello hay que conocerlo. Somos profesionales, pero también personas que entienden muchas situaciones distintas y, dependiendo de la que sea y de esas necesidades, nos adaptamos tanto el equipo profesional médico como el equipo de asesoramiento.

Haces especial hincapié en la historia de cada paciente, entiendo que existen por parte del  paciente multitud de preocupaciones.

Sí, pues hay pacientes que han tenido malas experiencias con otros dentistas, alguno con traumas porque no se ven bien a nivel personal y/o estético; otros que le preocupan mucho la salud bucal de sus hijos… Es este el motivo por el cual tenemos que escuchar todo y procesar bien la información para que todos los casos tengan el final esperado.

Supongo que la parte económica forma parte de esas preocupaciones. ¿Hay facilidades por parte de la Clínica?

La premisa es la siguiente: “Todo el mundo tiene derecho a tener una buena salud bucal”, esto es algo que nos repetimos día a día. Hay muchas facilidades económicas, y el nivel humano en la Clínica es un hecho con casos de familias que no han tenido ingresos y que se les ha ayudado ( por parte de la Clínica) a conseguir una buena sonrisa.