Problemas dentales en verano


cuidar-dientes-verano

Cuida tus dientes en verano

El verano está para divertirse, y una buena sonrisa es la clave de todo, pero que el cambio de estación también te traiga una dentición en buenas condiciones. Desde Clínica Dental Herrera tenemos claro que no debemos descuidar nuestros hábitos de cuidado dental para que la vuelta a la rutina no suponga una peor salud bucal. Normalmente los paciente se relajan en vacaciones y empeoran su higiene bucal, con una consiguiente inflamación en las encías u otros trastornos bucodentales.

Esto suele estar relacionado con el cambio de hábitos en el verano debido a la relajación de la rutina diaria, a los viajes, al mayor número de comidas fuera de casa o entre horas etc. Tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas nos ayudará a llegar al final del verano con una dentición en unas buenas condiciones.

Las férulas también pueden viajar con nosotros.

 Las férulas de contención (ortodoncia) o de descarga (relajación) no podemos olvidarlas en casa si viajamos; ya que a la vuelta es muy posible que no se ajusten a nuestra boca.

Es importante no descuidar nuestros hábitos en vacaciones y que las férulas formen parte del día a día.

Acumulación de la placa bacteriana

Disminuir la frecuencia del cepillado por estar fuera de casa puede aumentar la acumulación de placa bacteriana. Es importante llevar siempre consigo un kit de cepillado que te permita poder cepillarte los dientes después de cada comida.

Hay que prestarle mayor atención al cepillado antes de acostarse porque, entre otras cuestiones, durante la noche, el pH de la cavidad oral disminuye, creando un ecosistema más ácido y más propicio para el crecimiento de las bacterias causantes de las enfermedades periodontales.

Más halitosis

Un incremento de bebidas alcohólicas en verano, junto con el consumo de tabaco, y una mala higiene bucal pueden provocar y/o empeorar la halitosis.

Cepillarse los dientes después de cada comida, la ingesta frecuente de agua y una buena alimentación nos puede ayudar a prevenir el mal aliento.

Hipersensibilidad dental

La llegada del verano aumenta la ingesta de bebidas frías y ácidas, este cambio de hábitos aumenta lo que denominamos como hipersensibilidad dentinaria: sensación molesta, dolorosa tras la ingesta de determinados alimentos.

Para disminuir la sensibilidad dental no hay que realizar un cepillado fuerte, justamente lo contrario: suave y con movimientos rotativos, desde la encía hasta el diente. Utilizar pastas dentífricas específicas también nos ayudan.