Implantes dentales Torre del Mar y Vélez-Málaga

implantes-dentales-velez-malaga

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son piezas que se colocan de manera quirúrgica en los huesos de los maxilares para reemplazar uno o más dientes que bien están dañados o se han perdido. El objetivo final de este tratamiento es que se pueda cumplir con la función original de la dentadura.

Los doctores Rafael y Alejandro, ambos cirujanos en Clínica Dental Herrera, con más de 15 años de experiencia, nos explican que el tratamiento a través del cual colocamos los implantes consta de diferentes fases que pasamos a detallar a continuación:

En primer lugar, si existen piezas dañadas se procede a su correspondiente extracción para, seguidamente, proceder a la colocación de los implantes.

Una vez colocados los implantes, necesitamos un tiempo que oscila entre las 6-8 semanas para que se produzca la osteointegración. Este es el proceso que necesita el cuerpo para que el implante se integre de forma directa, sólida y duradera en el hueso de la mandíbula del maxilar. Una correcta osteointegración mejorará la funcionalidad y los resultados a largo plazo.

Pasado el proceso de osteointegración viene la segunda fase del tratamiento consistente en la colocación de las coronas (porción visible de la pieza dental). En Clínica Dental Herrera, desde el año 2014 apostamos por la utilización de coronas libres de metal. Para llevar a cabo esta etapa es necesario que el paciente acuda, al menos, en dos ocasiones a nuestra Clínica, la primera de ellas para tomar medidas y la segunda para colocar la corona definitiva. En cuanto a la toma de medidas, somos pioneros en lo que el ámbito digital se refiere, por lo que disponemos de diferentes tipos de escáneres intraorales tales como 3SHAPE, CEREC, SIRONA y el ITHEROS.  En los casos en los que hablemos de rehabilitaciones grandes y complejas puede que haya que hacer pruebas intermedias para asegurar el éxito del tratamiento.

Es fundamental destacar que cuando las piezas que queremos sustituir sean visibles (incisivos, caninos o premolares), existe la posibilidad de que el paciente se vaya, desde el día de la cirugía en la que se coloca sus implantes, con piezas provisionales, lo que se conoce como carga inmediata. Estas piezas, aunque no permiten una correcta masticación sí que garantizan que la estética del paciente no se vea afectada.

Los implantes dentales de carga inmediata

Tal y como hemos ante citado, la colocación de implantes posee una fase esencial para su éxito rotundo, la osteointegración. Aquí, la estructura ósea se tiene que adaptar al modelo implantado, de manera que puedan integrarse y así brindar la sostenibilidad correcta del trabajo que posteriormente se coloque.

Como hemos señalado, el tiempo necesario para finalizar el tratamiento de implantes oscila entre los 6-8 meses, sin embargo, con los implantes dentales de carga inmediata el paciente se puede ir de la Clínica con las piezas provisionales colocadas (nadie notará la diferencia en lo que a estética se refiere aunque no se le podrá dar la misma utilidad que con la dentadura definitiva). Llevar a cabo este tipo de técnica no verá comprometida la tasa de éxito.

A pesar de que se trata de una opción muy solicitada entre los pacientes, hay que resaltar que hay algunos casos en los que la utilización de la carga inmediata no está recomendada (por ejemplo, pacientes que, por su diagnóstico, no tengan la estructura ósea adecuada en cuanto a calidad o cantidad).

Respecto a los casos en los que el doctor determine la viabilidad de colocar la carga inmediata y el paciente así lo decida, es importante que se cumplan una serie de cuidados entre los que hay que destacar la no realización de movimientos demasiado bruscos así como la ingesta de dieta blanda.

Una vez finalizada la osteointegración, la carga inmediata será sustituida por las coronas definitivas que ya le permitirán al paciente hacer una vida totalmente normal.

Restauraciones dentales Pro Arch

Se trata de una nueva tecnología especializada en las restauraciones completas para pacientes edéntulos (sin dientes).

La idea básica de este tipo de tratamiento es la sustitución de los dientes que faltan por un puente dental completo soportado únicamente por cuatro o seis implantes dentales por arcada.

La innovadora técnica tiene claras ventajas para el paciente entre los que cabe destacar:

  • Duración del tratamiento: la técnica Proarch permite un extraordinario ahorro de tiempo ya que todo se realiza en el mismo día. La prótesis provisional o carga inmediata se puede anclar a los implantes justo después de la colocación. Se este modo el paciente pasa a tener la boca con todas sus piezas dentales en el mismo día. Podemos decir que a nivel estético es una técnica totalmente exitosa desde el primer momento por su integridad en el montaje.
  • Coste del tratamiento: hay varios factores que permiten que esta técnica sea más económica que la colocación de implantes unitarios. Por un lado, sólo se van a colocar 4-6 implantes por arcada, y por otro, se evita la utilización de injertos de hueso y de materiales altamente costosos, que se traducirá en una notoria reducción del coste del tratamiento.

Es de vital importancia tener en cuenta que, como medida postoperatoria esencial, el paciente deberá llevar dieta blanda para que el proceso biológico de osteointegración se efectúe con todas las garantías. Cuando esta etapa se haya completado, se colocará la prótesis final que podrá ser bien híbrida de resina o totalmente de zirconio atendiendo a las necesidades de cada paciente.

Implantes dentales con injerto óseo

Pero, ¿qué sucede si no se tiene la cantidad adecuada de estructura ósea para realizar un implante?

Muchos pacientes acuden a Clínica con poco hueso para poder colocar implantes. Es un caso muy común tanto en personas que hace tiempo que han perdido alguna de sus piezas como en otras que han sufrido alguna enfermedad periodontal.

En este tipo de situaciones la solución se consigue a través de la colocación de injerto óseo. Aunque en este tipo de cirugías la complejidad es ligeramente mayor, los resultados son totalmente satisfactorios puesto que el hueso utilizado hace que se integren a la perfección los implantes con el hueso mandibular.

Existen diferentes tipos de injertos óseos que se clasifican en:

  • Autoinjertos, provenientes del propio paciente
  • Xeroinjertos, cuya procedencia es de origen animal
  • Aloinjertos y/o injertos de origen artificial, generalmente la procedencia es sintética

Implantes zigomáticos

Los implantes zigomáticos se usan en pacientes con atrofia severa, es decir, sin calidad ni cantidad de hueso maxilar suficiente para soportar unos implantes dentales corrientes y para quienes las técnicas de regeneración ósea, como injertos o elevaciones de seno, no garantizan los resultados esperados.

Se trata de implantes cuya longitud es mayor a un implante corriente, presentándose como alternativa al tratamiento convencional implantológico.

Otros Tratamientos