Ortodoncia Torre del Mar y Vélez-Málaga

ortodoncia-torre-del-mar

La ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de corregir los defectos e irregularidades de posición de los dientes y de las estructuras dentomaxilofaciales.

¿En qué consiste el tratamiento de ortodoncia?

Aunque existen varios tipos de ortodoncia, todos ellos tienen la misma misión: aplicar fuerza, de forma medida, prolongada y controlada, para conseguir un desplazamiento permanente de los dientes hacia una posición más estética y funcional

Los tratamientos de ortodoncia pueden ser los siguientes:

  • Interceptivos: Son realizados cuando el niño aún se encuentra con la dentición temporal (o en un transcurso de renovación). Generalmente en estas situaciones se utilizan para solucionar maloclusiones (mal alineamiento de los dientes o imposibilidad de encajar los dientes superiores e inferiores).
  • Correctivos: Este tratamiento se lleva a cabo cuando no se ha ejecutado el tratamiento anterior o éste no fue lo suficientemente eficiente para que se evitara la maloclusión. Se recomienda comenzar con este tratamiento en una edad comprendida entre los 10 y los 12 años de edad, puesto que puede tardar entre año y medio y tres años en darse por finalizado.
  • Fijos: Este tratamiento es uno de los más importantes, ya que admite el deslizamiento de manera individual a todas y a cada una de las piezas dentales hacia cualquier trayectoria del espacio.

Centrándonos en la ortodoncia fija, podemos encontrar diferentes tipos de aparatología.  En función del tipo de ortodoncia tendremos unos “pros y contras” a evaluar a la hora de tomar nuestra elección.

 

En primer lugar, haremos referencia a los brackets, piezas hechas de metal que soportan el arco (alambre) que causa el deslizamiento dental.

Como alternativa a estos últimos tenemos los brackets estéticos que, a pesar de tener la misma función, suelen ser más demandados por cuestiones puramente estéticas (se ven mucho menos que los totalmente metálicos).

Hay diferentes tipos de brackets estéticos que se clasifican en función del material del cual están hechos. En Clínica Dental Herrera el Dr. Román apuesta por los brackets de cerámica que imitan el color del diente. A diferencia de otros brackets estéticos, son totalmente cerámicos, sin partes metálicas visibles.

Conviene destacar también los brackets de autoligado Damon Clear™ o Clarity SL ™ que acortan el tiempo de tratamiento ya que combinan las ventajas de los brackets estéticos con las ventajas de la baja fricción de los brackets de autoligado.

Estos tipos de tratamientos que acabamos de citar suelen ser muy recomendados para adolescentes y adultos para los cuales, la preocupación por la imagen personal, suele jugar un papel determinante a la hora de decidir si hacerse o no el tratamiento.

Ortodoncia invisible (Invisalign)

A pesar de los tratamientos de brackets estéticos que hemos mencionado, en Clínica Dental Herrera nuestra apuesta por la Ortodoncia invisible viene de la mano de la técnica Invisalign®, último método aparecido en el mercado que ha supuesto un significativo cambio en la organización y desarrollo de este tipo de tratamientos.

El Dr. Manuel Román, máximo responsable de la ortodoncia en Clínica Dental Herrera, es miembro de Invisalign Advantage Elite Group, y poseedor del  Invisalign Diamond (máximo reconocimiento a nivel nacional e internacional en este tipo de ortodoncia). Además viene siendo formador de doctores que utilizan esta técnica en sus clínicas.

Invisalign® es un novedoso sistema que se utiliza para alinear los dientes y mejorar la sonrisa. Funciona con una serie de alineadores hechos a medida, transparentes y removibles que habrá que ir cambiando cada 15 días.

Cada alineador es ligeramente diferente del anterior para que los dientes se vayan moviendo poco a poco y así poder alcanzar la posición deseada..

Los alineadores hay que llevarlos todo el día, excepto para comer y lavarse los dientes, lo cual facilita que tengamos una higiene adecuada.

¿Por qué Invisalign?

La principal ventaja que aporta este sistema es la estética. Se trata de unos alineadores prácticamente invisibles y, además removibles (se pueden quitar y volver a poner).

Aunque, tal y como hemos ante citado, deben llevarse todo el día excepto para comer y lavarse los dientes, se pueden quitar cuando se desee (bodas, eventos especiales, reuniones, etc.). Esto permite que nuestra vida no se vea afectada por estar sometidos a un tratamiento de ortodoncia (podremos hacer deporte sin riesgo de heridas por golpes) y podremos comer y beber con normalidad.

Los alineadores aplican fuerzas muy leves y controladas. Esto implica una mayor comodidad para que prácticamente no notemos nada.

Otra clara ventaja que presenta este tratamiento es la poca cantidad de visitas que haremos al ortodoncista, pues, si todo va bien, sólo deberemos acudir cada dos o tres meses a revisión. Esto es así porque cuando acudimos a Clínica se nos hace entrega de un número determinado de alineadores que permita espaciar las citas en función de las necesidades. Así, en Clínica Dental Herrera son varios los pacientes de fuera de la provincia e, incluso, de fuera del país, los que se están haciendo el tratamiento de Invisalign con nosotros.

¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento de Invisalign?

Para empezar con el tratamiento de Invisalign lo primero que se nos hará en Clínica es un estudio de ortodoncia en el cual los doctores Manuel Román o Clara Rodríguez nos explicarán cuál es nuestra situación inicial y cuáles son las posibles alternativas de tratamiento.

Si nos decantamos por el Invisalign nos harán un scanner bucal así como una sesión de fotos para tener constancia del punto de partida del tratamiento.

En nuestra siguiente visita se nos mostrará, mediante tecnología 3D, un vídeo-prospección de lo que va a ser el tratamiento así como su resultado final gracias al software Clinckcheck.

Ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual también se le conoce por nombre de ortodoncia incógnita.

Esta ortodoncia es muy similar a la ortodoncia convencional, exceptuando el hecho de que los brackets son de menos grosor y se instalan en la zona posterior de los dientes, de tal forma que no pueden ser apreciados desde el exterior.

Aunque puede realizarse con materiales generalizados, suele ser muy común que los brackets y los aparatos sean diseñados a la medida personal de cada paciente mediante un programa informático en 3D.

Se puede señalar que en la ortodoncia lingual, aunque el objetivo de los diseños de los brackets sea lograr un tamaño muy fino y que no molesten en lo absoluto, por lo general demanda una etapa de adaptación que suele durar entre 15 y 20 días.

Este sistema no puede ser removido por los pacientes, pero les permite evitar los daños que, por lo general, suelen causar los aparatos de la ortodoncia convencional al esmalte de la zona frontal de los dientes, tales como la descalcificación o las manchas.

Ortodoncia de baja fricción

El método o tratamiento de la ortodoncia de baja fricción se basa en una técnica que trabaja bajo la menor fricción o el menor rozamiento entre el arco del aparato y el bracket, logrando así que el movimiento sea más fisiológico y más rápido.

Hoy en día, debido a la implementación de los métodos odontológicos de baja fricción,  los pacientes consiguen tratamientos con menor tiempo de duración en la silla de los ortodoncistas.

Gracias a esto, podemos recalcar que el tratamiento de ortodoncia sirve mucho para los problemas estéticos que podamos tener en nuestra dentadura. Sin embargo, la ortodoncia también puede ayudar a resolver problemas que se encuentren en la mordida, los dientes, e incluso la mandíbula que, a la larga, traerán muchos inconvenientes físicos e internos.

Otros Tratamientos