El tratamiento de carillas dentales

Las carillas dentales son más usuales cada vez en los pacientes que acuden a clínica buscando una rápida solución estética a su problema dental, causado por dientes fracturados, manchados, desalineados, desgastados, desiguales o con una separación interproximales .

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son prótesis de porcelana finas que se pegan en la superficie anterior de los dientes, proporcionando una apariencia natural y atractiva.  Se trata de prótesis definitivas y que con un correcto mantenimiento por parte del paciente así como de revisiones son duraderas en le tiempo.

¿Para qué sirven las carillas dentales?

Las carillas dentales son una solución para casos donde ni la ortodoncia ni las reconstrucciones con composite van a otorgar un resultado optimo al paciente, ya que éste no sólo busca una buena funcionalidad e higiene sino poder acceder a una estética soñada.

La colocación de las carillas dentales en la actualidad es un proceso cada vez más rápido de realizar en las clínicas dentales, donde además se presenta un trabajo previo al paciente , en el que podrá ver su resultado futuro y comprobar si es esa la estética que quiere así como el color. El tratamiento con carillas requiere de pocas sesiones para llevarse a cabo, sin embargo, requiere de una correcta y compleja planificación. Es muy importante estudiar la sonrisa del paciente para poder decidir que parámetros se van a modificar. Las personas tienen diferentes fisionomías, y a cada una le corresponde un tipo de diente, no se trata de colocar carillas “en serie” y dejar a todos los pacientes con una sonrisa similar, sino que lo que se pretende es dotar al paciente de una sonrisa natural y armónica con las facciones de su rostro. De este modo, a los pacientes con un biotipo atlético, les favorecerán más los dientes cuadrados de bordes planos y a los pacientes leptosómicos o de cara alargada les favorecerán más unos dientes alargados y con bordes redondeados.

¿Cuál es el procedimiento para poner las carillas dentales?

Se debe estudiar el área de sonrisa del paciente, es decir, el número de dientes que enseña al sonreír, cuánta encía enseña, el color de su piel, la posición de los labios para no alterar la fonética, etc.  Para realizar el estudio se toman unas fotografías de la boca del paciente en diferente posiciones (reposo, media sonrisa, sonrisa completa, perfil, etc.) y unos moldes de ambas arcadas.

Esta fase previa se llama mock up o encerado de diagnostico y consiste en una prueba estética con material de resina donde el paciente podrá comprobar cómo serán sus carillas finalmente sin por ello tener que tocar o tallar el diente. Además en esa prueba física el clínico también le presentará mediante imágenes de fotos previas sacadas al paciente el resultado final en imágenes, pudiendo así comparar el antes y después., así como unos moldes de su boca  ya encerados con el ideal estético.

Tras la prueba estética y de imagen se procede al tallado del diente, el cuál es menos medida mucho menos invasivo que cuando  tallamos para otro tipo de prótesis tipo corona, ya que los materiales utilizados para las carillas dentales tienen un lato contenido en dureza como son el disilicato de litio o zirconio, materiales además altamente estéticos que permiten un resultado extraordinario. Se confeccionan unas carillas provisionales de composite para que el paciente no padezca sensibilidad y pueda realizar una vida social normal mientras un laboratorio de prótesis confecciona las carillas en función de los datos obtenidos del estudio previo y las preferencias y deseos del paciente. Además será el paciente, con el consejo del profesional, quien oriente sobre la forma y color que desea.

En la actualidad la toma de medidas tan molestas  en esta segunda fase son sustituidas por la captación de imágenes  mediante escáner que serán enviadas al laboratorio dental, donde mediante un software se procederá a su diseño y fabricación basándose en el estudio previo confeccionado en las pruebas anteriores. Después de esta prueba pueden existir unas previas de estética para el color y finalmente si son del agrado del paciente colocársela mediante cementación de forma definitiva.

Para poder adherirlas, deben ser tratadas químicamente mediante grabados ácidos y sustancias permeabilizantes. Esta  cita en la que se prueban y adhieren las carillas requiere de  varias horas. Tras su adhesión, han de ser pulidas y perfiladas. Se suele utilizar una  cita posterior para la revisión y asegurarse de que todo es correcto, verificando la oclusión, los contactos entre las carillas, la ausencia de inflamación de la encía, la sensibilidad postoperatoria, la fonética, y por supuesto, la estética.

¿Puede ponerse todo el mundo carillas dentales?

Debemos indicar a su vez donde están contraindicadas las carillas dentales, ya existen algunas situaciones bucales en las que no es procedente el tratamiento con carillas de porcelana y no se pueden ofrecen garantías sobre su buen comportamiento, pudiendo desprenderse con demasiada facilidad o dificultar la higiene oral:

  1. Pacientes bruxistas: tienden a desgastar los dientes. Aprietan los dientes por la noche y las carillas podrían fracturarse o desprenderse con demasiada frecuencia.
  2. Patología periodontal: pacientes con movilidad dentaria y pérdida de encía.
  3. Insuficiente esmalte sano: de modo que no sería posible adherir la carilla con seguridad.
  4. Mala higiene oral: ya que las encías podrían inflamarse y causar daños en el periodonto.
  5. Excesivo apiñamiento de los dientes: en casos de apiñamiento severo, se suele recurrir a un tratamiento previo con ortodoncia para colocar los dientes.
  6. Encías muy irregulares: En estos casos, por muy bonitas que se fabriquen las carillas, el resultado final no alcanzará nunca las expectativas del paciente.

Con la información detallada anteriormente debemos de tener en cuenta las ventajas y desventajas de el uso de unas carillas dentales antes de proceder en caso que se pueda a la colocación de éstas. Si bien es cierto que se trata de un procedimiento costoso y que requiere de profesionales con una alta capacitación técnica, así como de un mantenimiento bucal y revisiones a clínica, también es cierto que su resultado es altamente estético y natural, así como poco invasivo en caso de dientes sanos y se obtiene una sonrisa satisfactoria en poco tiempo sin necesidad de tratamientos largos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.